agosto 15, 2020953 571 087info@oleumxauen.es

ASAJA alude a “impresiones” de menos cosecha en Jaén, pero no contradice las cifras del aforo y cree que España se situará en el entorno de 1.250.000 toneladas de aceite de oliva

Home / Sin categoría / ASAJA alude a “impresiones” de menos cosecha en Jaén, pero no contradice las cifras del aforo y cree que España se situará en el entorno de 1.250.000 toneladas de aceite de oliva

ASAJA alude a “impresiones” de menos cosecha en Jaén, pero no contradice las cifras del aforo y cree que España se situará en el entorno de 1.250.000 toneladas de aceite de oliva

La organización agraria ASAJA alude a “impresiones” de menos cosecha de aceite de oliva en la provincia de Jaén, pero deja claro que con ello no contradice las cifras del aforo de la Consejería de Agricultura de la Junta de Andalucía, del que resalta su rigor técnico y que estima para esta campaña oleícola 2019/2020 una cosecha de 455.000 toneladas en Jaén y de casi un millón en Andalucía. Así lo ha afirmado el secretario general de esta organización agraria Francisco Molina, a preguntas de Oleum Xauen en el tradicional balance agroganadero de este año 2019. Molina considera, entre tanto, que la producción en España puede estar en el entorno de 1.250.000 toneladas en una campaña oleícola en la que los costos se acercan a los treinta céntimos de euros el kilo de aceituna recogida.

La caída de los precios en origen del aceite ha marcado este 2019 que ahora termina, al igual que lo ha hecho una gran cosecha, de tal manera que aunque el esfuerzo del agricultor se ha visto recompensado en cuanto a la producción, éste ha visto infravalorada su actividad. Cambios políticos, incertidumbre ante la nueva PAC y el desarrollo del almacenamiento privado tras las dos primeras licitaciones, o la imposición de aranceles por parte de EE UU han sido algunas de las cuestiones que han marcado los titulares del sector en estos doce meses.

Campaña 2018-2019

La producción final de aceite de oliva en España alcanzó las 1.786.310 toneladas, una cifra de récord y muy parecida a la campaña de 2013-2014, que la situó por aquel entonces como la récord de producción. En el caso de Andalucía se llegó a 1.461.045 toneladas, una cifra muy superior a la media de las 4 campañas anteriores, cuando fue de 1.148.525, y en Jaén a las 665.274, también mayor a esa media, cifrada en 523.117. Con respecto al resto de provincias, en el caso de Córdoba la producción fue de 365.796 toneladas; Granada 159.736; Sevilla 149.670 y Málaga, con 86.651. Mucho más reducida fue en Cádiz, con 12.454; Almería, con 11.992 y Huelva, con 9.473.

En cuanto a las exportaciones, habrían alcanzado 1.015.000 toneladas, un 16% por encima a la cifra registrada en la campaña anterior, mientras que el mercado interior rondó las 540.000 toneladas, es decir, un 13% por encima al volumen de la anterior campaña.

En cuanto a los precios, y pese a un repunte al inicio de campaña motivado por las bajas existencias, no han logrado estabilizarse tras la bajada que comenzó el pasado mes de marzo. El aceite sigue más de un euro más bajo por kilo en origen que la media del año pasado.

Campaña 2019-2020

Aforo:

La Junta de Andalucía presentó el pasado 28 de octubre en Jaén las estimaciones de producción de aceite de oliva para la campaña recién iniciada, primer aforo oficial. Los datos correspondientes a Andalucía han sido de una producción de 983.680 toneladas, un 32,7% menos que el pasado año, y para Jaén de 455.070, un 31,6% inferior. A nivel nacional, el aforo de una producción en torno a 1,2 millones de toneladas para España muestra que nuestro olivar está preparado para que, después de una cosecha récord de prácticamente 1,8 millones de toneladas, ahora tengamos esta previsión para la próxima campaña, dada la extensión que el cultivo del olivar está teniendo por todo el territorio nacional.

A esta previsión hay que sumar el enlace de la pasada campaña a 1 de octubre de aproximadamente 740.000 toneladas. De ahí que todas las medidas que se están pidiendo para sujetar el mercado haya que potenciarlas al máximo. La primera ya está en marcha, que es la ayuda al almacenamiento privado, pero sin duda la mejor solución que tenemos práctica y real es la promoción: vender mucho más aceite para conseguir que producción y consumo se queden equilibrados y, a partir de ese equilibrio, tener precio, según subraya.

Primeros meses de campaña:

En cuanto a los primeros meses de la campaña 2019-2020 (octubre y noviembre, ya que de diciembre aún no hay datos oficiales), destaca la fuerza con la que comenzó, al comercializar más de 150.000 toneladas en el mes de octubre, y con una producción de en torno a 42.000,  muy superior a la de la campaña precedente por estas fechas, lógico si se tiene en cuenta el adelanto de la maduración del fruto en las principales regiones productoras.

Con respecto al mes de noviembre, la producción fue de en torno a 166.000 toneladas, lo que se traduce en que llevemos un acumulado de 208.610. Las salidas de aceite al mercado durante este segundo mes de campaña superan las 130.000 toneladas. Una cifra de salidas importante y muy positiva, ya que estaríamos hablando de la más alta de las últimas 5 campañas.

En el caso de las producciones de aceite de oliva en la UE durante el mes de octubre, así como las estimaciones para el final de campaña, Italia habría producido durante este mes alrededor de 50.000 toneladas, siendo sus estimaciones para final de campaña de 340.000, mientras que Portugal y Grecia disminuyen sus estimaciones de producción con respecto a las comunicadas al COI, situándose sobre las 125.000 y 300.000 respectivamente. Para España, el Ministerio ha extrapolado los datos del aforo de la Junta de Andalucía. Con estas nuevas estimaciones, la producción mundial caería más de un -2% con respecto a la anterior campaña y más de un -5,5% con respecto a la 2017/2018, según añade.

PAC

Ayudas PAC

Jaén volvió a ser un año más la provincia que más ayudas recibió de la Política Agraria Común en Andalucía, con más de 90.000 solicitudes, y unas 10.000 fueron tramitadas por ASAJA-Jaén. Según los datos de la Consejería a fecha de 9 de diciembre, se abonaron 324 millones de euros a agricultores de la provincia, 2,6 más que el año anterior, mientras que el segundo pago de saldo de las ayudas fue de 93,77 millones.

Las solicitudes recibidas incluyeron el apoyo a la renta de los agricultores y ganaderos, a través del pago básico, el pago verde, ayudas asociadas o incluso el pago adicional para jóvenes; y las compensaciones por prácticas beneficiosas para el medio ambiente (agroambientales, ecológico) o por producir en zonas con limitaciones.

PAC Post 2020

El futuro de la PAC post 2020, que ya sabemos que llegará con retraso, ha sido otro de los asuntos clave del año. Tras las reuniones mantenidas con el anterior y actual comisario de Agricultura, Phil Hogan y Janusz Wojciechowski, respectivamente, y la firma de dos acuerdos comunes del sector (en España y en Andalucía) para defender una PAC justa para nuestro país, actualmente lo que se debate es el presupuesto que se destinará a la Política Agraria Común, amenazado por los recortes que puede suponer el Brexit o la crisis migratoria. De ahí que España y el sector agroganadero se mantengan unidos frente a un objetivo común, que no es otro que lograr el mayor presupuesto. A partir de ahí, será el momento de realizar las propuestas concretas.

Convenio del campo y tablas salariales

ASAJA-Jaén y el resto de componentes de la mesa negociadora del convenio del campo firmaron la actualización del convenio del campo rubricado el año pasado, que regula las relaciones laborales entre empresario y trabajador del sector agrario de la provincia durante esta campaña y las tres próximas. Se trata del segundo año de los cuatro acordados, y lo que se estipula es una subida de un 1% que se corresponde con la del IPC. De esta forma, un vareador para seis horas y media de jornada percibirá 53,96 euros y un vareador de máquina 56,37.

Registro horario en el campo y DAT

El registro horario ha desatado una gran incertidumbre y malestar entre los agricultores de Jaén (trabajadores del campo y empresarios) al ser muy dificultoso de implantar en el mundo rural y no contar con instrucciones claras sobre cómo hacerlo. La medida, que entró en vigor el pasado 12 de mayo de 2019, es además una forma de incrementar la burocracia y las trabas en el campo. ASAJA-Jaén ya denunció la situación, aunque mientras tanto ha elaborado unos modelos de registro de jornada para facilitar a sus asociados recoger los horarios de entrada y salida de los trabajadores.

Otra de las novedades de esta campaña es el Documento de Acompañamiento al Transporte (DAT) de productos agrarios y forestales en Andalucía, para el que desde la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible aplicó a mediados de octubre un periodo voluntario de seis meses para su exigencia obligatoria, destaca la organización agraria.

Aranceles EE UU

El Federal Register de EE UU –el equivalente al BOE español-, publicó la lista definitiva de aranceles del 25% a una serie de productos agroalimentarios, entre los que se encuentra el aceite de oliva. ASAJA está participando desde sus primeras reuniones en la plataforma recién constituida por FIAB, Asoliva, Asemesa, Anice, FEBE, Fenil, FEV, Fenaval, Asozumos, Cooperativas Agroalimentarias, Coag y Upa con el objetivo de pedir una respuesta firme y contundente por parte del Gobierno de España y la UE. Para ello, las líneas de trabajo acordadas en estas primeras reuniones se basan fundamentalmente en la petición de una reunión de urgencia a Pedro Sánchez y la elaboración inmediata de un “Plan de Choque”.

«Desde ASAJA nos marcamos como prioritario que todas las administraciones sigan trabajando con perseverancia para alterar a favor de los productores un mercado perturbado y revertir la situación de los aranceles antes de que caiga en saco roto la inversión en promoción realizada durante años en EE UU, que en la actualidad es el segundo mercado en ventas por detrás de Italia», agrega.

Almacenamiento privado

El Comité de Gestión de Mercados de la Organización Común de Mercados Agrícolas de la Unión Europea (UE) celebrado en Bruselas adoptó el pasado 28 de noviembre el reglamento por el que se fijó el importe máximo de la ayuda al almacenamiento privado de aceite de oliva correspondiente al primer período de licitación. La propuesta presentada por la Comisión Europea y aprobada por el Comité de Gestión ha establecido un importe máximo de ayuda de 0,83 euros por tonelada y día para todas las categorías de aceite de oliva (un límite muy inferior al establecido en licitaciones como la de 2009 o 2011, de 1,3 euros por tonelada y día). Ello supuso la aceptación de ofertas por un total de 3.649,98 toneladas, todas ellas de operadores españoles. Por categorías, se aceptaron ofertas para el aceite de oliva lampante para 799,88 toneladas y para aceite de oliva virgen para 2.850.

En el caso de la segunda licitación, la ayuda se fijó en 1 euro por tonelada y día para el aceite de oliva virgen y en 1,1 por tonelada y día para la calidad lampante. No se fijó ayuda para el oliva virgen extra. En este límite de ayudas permite atender el 48,6% de las ofertas presentadas por los operadores españoles y almacenar el 18,2% de las cantidades ofertadas.

ASAJA-Jaén considera que aunque ha mejorado el resultado con respecto a la primera licitación, aún no es suficiente, y espera que en las próximas licitaciones se llegue a esa convergencia que tanto necesita el sector entre la ayuda y entre las cantidades que se quieren almacenar, que es lo que va a producir el efecto que todos estamos deseando, que es que se aparte del mercado el aceite que está de excedente, que en el caso de la campaña del año pasado fue de 750.000 toneladas. Si se consiguieran apartar 150.000 o 200.000, y con el ritmo que hay de salida, que está siendo muy bueno, llegaríamos al año que viene con un enlace bastante razonable y no tan alto como este año, precisa.

Movilizaciones

La crisis de precios ha desencadenado un importante malestar entre los agricultores. «Desde ASAJA-Jaén estamos trabajando desde el principio (y desde antes de que comenzara dicha crisis de precios) para contar con las medidas eficaces que hagan más eficiente y competitiva la producción de aceite de oliva para poder afrontar situaciones como la actual».

Y añade: «También hemos apoyado la promoción y medidas como la autorregulación del sector a través de los diferentes mecanismos que se proponen junto con administraciones y entidades como cooperativas agroalimentarias. Entendiendo que Jaén, como cuna del aceite de oliva, debía alzar la voz, ASAJA-Jaén fue convocante de la manifestación por los precios del aceite de oliva que se celebró el 29 de mayo de 2019 en la Plaza de las Batallas de la capital, con la totalidad del sector unido y bajo un mismo mensaje, a la que asistieron 6.000 olivareros, y el 10 de octubre en Madrid, que congregó a entre 15.000 y 20.000 agricultores que demandaron precios justos para el olivar tradicional. ASAJA-Jaén no secundó, no obstante, la manifestación de julio en Sevilla al entenderla como un acto político y una irresponsabilidad, tal y como se indicó también desde ASAJA-Andalucía».

Pero la organización ya anunció hace unas semanas que no serán las únicas. Y es que el pasado 10 de diciembre, a propuesta del presidente nacional de ASAJA, el máximo órgano de dirección de la organización agraria afirmó que prepara la convocatoria de movilizaciones en todo el territorio nacional para expresar así su protesta por la situación que atraviesa el sector y el hartazgo de los profesionales agrarios ante los reiterados ataques recibidos desde diferentes frentes sociales y políticos. ASAJA se suma así a la ola de protestas que los agricultores y ganaderos europeos realizan en las principales capitales comunitarias.   

Y asegura: «Los bajos precios percibidos por los agricultores a la hora de vender sus producciones agrarias; los aranceles americanos que penalizan nuestras exportaciones; la política de tratados comerciales que lleva a cabo la Unión Europea; el veto ruso y los ataques por parte de los movimientos radicales de ecologistas, veganos y antiespecistas contra el modelo de producción europeo son razones de peso para que los agricultores y ganaderos españoles expresen su protesta de forma unánime».

Presa de Siles

La presa de Siles es otro de los asuntos en los que ASAJA continúa volcada. A principios de año, la organización agraria remitió una carta al por entonces recién nombrado presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno, pidiéndole que desbloqueara cuanto antes posible «la kafkiana situación que asola a los riegos. En el documento se le recordaba la situación de la presa, construida y llena de agua desde hace más de tres años y sin poder abastecer a los cultivos de la zona por falta de conducciones. Lo que se solicitó es que se cumpla con lo acordado en la Proposición no de Ley, presentada por el diputado jienense Javier Calvente (PP) y aprobada en el Congreso de los Diputados el día 15 de octubre de 2018 por todos los parlamentarios con representación en todo el territorio nacional, en la que se instaba a la Junta de Andalucía, por un lado, que pidiese formalmente al Gobierno central la declaración de interés general de las conducciones de riego y, por tanto, su posterior ejecución y, por otro lado, la delimitación de la zona regable de la presa».

Tan solo dos meses después, ASAJA-Jaén participó como miembro de la Plataforma por los riegos de la Presa de Siles en una reunión con la subdelegada del Gobierno, Catalina Madueño, en la que entre otras cuestiones solicitó también el aumento de la dotación para riegos a través de la modificación del Plan Hidrológico para poder aumentar de esta forma las hectáreas que puedan aprovechar esta nueva infraestructura.

Y hace tan solo unas semanas, a raíz de un comunicado remitido a la prensa en el que la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) apuntó a que serán los propios usuarios los que se encarguen de las infraestructuras de riego necesarias para obtener el agua, ASAJA mostró su repulsa y anunció el inicio de una ronda de reuniones y jornadas sobre este punto. Incluso, la organización apuntó a que si no se declara la utilidad pública, desde la organización agraria y desde la Asociación de Regantes comenzarán movilizaciones lo más contundentes posibles.

Seguros

Una vez terminada la contratación del seguro creciente del olivar (módulos 1 y 2 principalmente), la organización ha observado cómo el Ministerio de Agricultura «ha amenazado de muerte al seguro del olivar. Año tras año (y/o cada dos al ser bienal) observábamos cómo la Agrupación Española de Entidades Aseguradores de los Seguros Agrarios Combinados (Agroseguro) penalizaba de forma continuada las coberturas, garantizados y primas de la ya exigua contratación de esta línea de seguro. Nuestra mayor sorpresa ha sido cuando en esta última contratación, más del 70% de los asegurados han visto cómo Enesa (Ministerio de Agricultura) ha reducido considerablemente sus rendimientos asegurables ya bajos de por sí, por lo que el seguro pierde en muchos casos todo el interés olivarero. La contratación cae en más del 50% sobre la de hace dos años, nuevo varapalo que deja la línea en cifras espeluznantes: 1.400 pólizas en toda la provincia».

Mociones por los pueblos

Como medidas para combatir la crisis de precios y pedir a los ayuntamientos que se impliquen en la situación, ASAJA-Jaén ha comenzado una campaña a través de la que ha presentado dos mociones en la gran mayoría de los consistorios de la provincia con el fin de que, por un lado, condonen el IBI rústico a los olivareros y, por otro, insten al Gobierno central a rebajar los módulos agrarios. La organización recuerda que todo ahorro para el agricultor en estos momentos es poco, al mismo tiempo que insiste en que sigue trabajando con las administraciones para lograr la autorregulación del mercado del aceite.

Impuestos

La eliminación del Impuesto de Sucesiones y Donaciones evitará que decenas de herencias de agricultores se pierdan en la provincia de Jaén, como ha venido sucediendo en  los últimos años, al no contar los herederos con liquidez para hacer frente a los excesivos tributos que, hasta ahora, suponía heredar en Andalucía, según esgrime. ASAJA-Jaén considera que la aprobación del inicio de los trámites para bonificar al 99% este impuesto aprobado por el Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía, «da respuesta a una petición histórica de la organización y supone una gran dosis de justicia para tantos y tantos agricultores que quieren dejar a sus hijos el esfuerzo de años y años de sudor y esfuerzo».

Por otra parte, ASAJA-Jaén mostró su «decepción al comprobar cómo el Gobierno Central no tuvo guiño alguno con el sector del olivar al establecer los porcentajes de tributación por módulos, publicados en el Boletín Oficial del Estado. Los productos de olivar quedaron al 0,26, sin sufrir rebaja fiscal alguna. La organización considera que haber rebajado los impuestos a los olivareros hubiese aliviado las pérdidas que están sufriendo por la crisis de precios».

Ayudas a Jóvenes y Modernización

La Junta de Andalucía entregó hace unas semanas resoluciones por valor de 15,1 millones de euros para apoyar a 236 jóvenes de la provincia de Jaén a la hora de iniciar o desarrollar su actividad agrícola o ganadera. El porcentaje medio de la ayuda por beneficiario en la provincia es de 59.968 euros. Además, la ayuda no va ligada a inversiones, ya que se trata de una subvención directa. También este año se ha incrementado el presupuesto para la incorporación de los jóvenes a la actividad agraria de los 30 millones de euros a los 75, según resalta.

Grupo operativo de agricultura de precisión y uso de la tecnología dron

El Grupo Operativo “Proyecto I+D+i Agricultura de precisión en el olivar usando Sistemas Aéreos no Tripulados”, coordinado por ASAJA-Jaén, realizó, a principios de noviembre, el último vuelo en olivares de las provincias de Jaén, Córdoba, Granada, Almería y Málaga. Se trató de la sexta campaña de vuelos puestas en marcha desde que comenzó el proyecto el año pasado. Cada uno de los vuelos se ha realizado en etapas diferentes para comprobar el estado de las fincas y de los olivos en distintos periodos de la cosecha, así como el estado madurativo del árbol. En ellos se han tomado muestras de hojas, suelos, humedad, temperatura y aceituna, que posteriormente se analizarán en los laboratorios asociados para contrastar con los datos obtenidos con los drones.

El Ifapa ya tiene resultados sobre esta “primera cosecha” de aceituna analizada a través del grupo operativo de ASAJA-Jaén, mientras que Olivarum también puede explicar cómo se encuentra el suelo y parte del fruto. Datos que se contrastan ahora con las imágenes obtenidas por los drones y analizadas en la Universidad de Jaén, con el principal objetivo de determinar si la tecnología dron es capaz de llegar o aproximarse a donde llegan los análisis de campo.

«Mucho se ha avanzado, así, desde que se presentó el grupo en mayo del pasado 2018, con el principal objetivo de acercar la más moderna tecnología a la olivicultura a través del uso de drones. Al término de los vuelos, tan solo quedará conocer los resultados y ver cómo la tecnología dron es capaz de ayudar a nuestra olivicultura. Aparte de todo ello, ASAJA-Jaén dará cuenta de los resultados en cada una de las provincias participantes en las jornadas de divulgación previstas en el primer trimestre de 2020, que se programarán una vez que la organización agraria cuente con los datos y se hayan analizado correctamente», asegura.

Recent Posts
Contacta con Nosotros

Dinos lo que quieras mediante este formulario y nos pondremos en contacto contigo a la mayor brevedad posible.

Not readable? Change text. captcha txt

Start typing and press Enter to search

shop giay nuthoi trang f5Responsive WordPress Themenha cap 4 nong thongiay cao gotgiay nu 2015mau biet thu deptoc dephouse beautiful